viernes, 25 de febrero de 2011

La caida de icaro

HERBERT DRAPER Lamento por Icaro
(Copia 31x21,5 cm)
O/T


     Cuando Icaro tras su malograda aventura, para escapar del laberinto, y llevado por su soberbia, pretende llegar al reino del mismo Helios,sus alas de cera y plumas se ven desechas por el calor, y al fin cae de nuevo a la tierra donde las nereidas, ninfas del mar lo recogen con pesares y lamentos.


      Desdichado Icaro,que en su audacia encontró el ultimo final posible.


       Me pregunto, si los lances de audacia que hoy en día podemos llevar a cabo son comparables a los de este mito, o del mismo modo, no son mas que como un su caso una vía de escape soberbia y desvirtuada de sentido.


     En cierto modo todos sentimos la necesidad de hacer algo para trascender, pero como se suele decir, de la valentía a la temeridad hay un paso, ademas este es el mundo del acoso y derivo.Se valora el éxito personal pero también se pone en el punto de mira a aquellos que con gallardía quieren llegar a rozar las cumbres mas elevadas. 


   Y ahora viene la pregunta mas importante de todas,¿Quien nos recogerá tras la caída? ¿tendremos acaso nosotros, nuestras propias nereidas?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario